Desde sus inicios, la literatura infantil se ha desarrollado bajo la mirada, el enfoque y la batuta de “directores” adultos. Los cuentos infantiles los escribimos, ilustramos y editamos los adultos. Por eso, para poder ser generosos y amplios como creadores o editores, es imprescindible preguntarnos algunas cosas.

Seguir leyendo